HYDRA

[…] Como segundo trabajo le ordenó matar a la hidra de Lerna. Ésta, criada en el pantano de Lerna, […] tenía un cuerpo enorme con nueve cabezas, ocho mortales y la del centro inmortal. Heracles, montado en un carro que guiaba Yolao, llegó a Lerna y […] la obligó a salir arrojándole flechas encendidas, y una vez fuera, la apresó […] de nada servía golpear las cabezas con la maza, pues cuando aplastaba una, surgían dos. Un enorme cangrejo favorecía a la hidra mordiendo el pie de Heracles. Él lo mató y luego pidió ayuda a Yolao quien […] quemó los cuellos de las cabezas e impidió que resurgieran […] abrió el cuerpo de la hidra y sumergió las flechas en su bilis.

(Apolodoro II, 5.2)

hidra-saura-fecit

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s